Nunca esperes mucho de aquellos que prometen demasiado. Es mejor estar sorprendido que decepcionado.

viernes, 17 de junio de 2011


Mi cuarto esta desordenado, como mi vida. Hoy es unos de estos dias en los que no se qué ponerme, porque todo me sienta mal. Uno de estos dias en los que no me apetecia salir, pero he salido. He salido con mi mala cara y mis complejos, pensando que podria olvidarme de todo esto. Todo el mundo parece más feliz que yo, más seguro de si mismo, más suelto, más ... simple. Pero yo en cambio me retuerzo en mis pensamientos, en mi mal estar, en mis complejos ... Y cuando he decidido volver a mi casa para acabar esta mierda de día, empiezas a jugar conmigo, a sacarme sonrisas expontáneas a la fuerza, a hacerme olvidar mis estúpidos complejos ... A decirme con miradas que no estoy sola, que tú tampoco lo estás, porque yo te tengo a ti, porque tu me tienes a mí. De que te gusto tal y como soy, con mi mala cara, con mis complejos, con mis tonterias. Es cuando yo verdaderamente me doy cuenta de que te necesito a mi lado, de que estas ligado a mi sonrisa.                   
                               

1 comentario:

  1. Vaya, me encanta tu blog, me parece precioso y con estilo.
    Te sigo desde ya, vamos :) Me pasaré a menudo por aqui.
    Te dejo el mio por si quieres pasarte y dejar tu huella. Un beso!
    http://rafael1garcia.blogspot.com/

    ResponderEliminar